La rebelión toca nuestras puertas, acudamos a su llamado

La rebelión toca nuestras puertas, acudamos a su llamado

Este artículo los escribimos para debatir y polemizar con las fuerzas políticas que actúan en el país, sobre todo, con los miles de militantes y luchadores sociales honestos. Todos tenemos acuerdo en sacar a la ANR, pero ¿Cómo lo hacemos? ¿Con qué lo reemplazamos? Aquí el aporte que hacemos desde Alternativa Socialista.

Una rebelión en curso, contra la ANR y contra el que se ponga en el camino

En nuestro país ya nada volverá a ser igual que antes del viernes 5 de marzo. Ese día las masas se volcaron a las calles a exigir la renuncia de Mario Abdo Benítez y a dejar en claro que la ANR nunca más debe gobernar. Horas antes del estallido, en un intento desesperado por desalentar la movilización callejera, el gobierno colorado ofreció al pueblo la renuncia de Mazzoleni. No alcanzó con eso. Diez mil almas salieron a las calles. Cuando comenzó la represión el pueblo ejerció su legítimo derecho a la autodefensa, la policía retrocedió. Todxs vimos cómo la policía cobarde huía de los cascotazos. Salieron a pedir la paz.

Al día siguiente, Mario Abdo, debilitado, pendiendo de un hilo, ofreció la renuncia de otros tres ministros claves. A pesar de eso la movilización se sigue desarrollando. Día tras día, a veces con mayor participación y otras veces con menos gente, el pueblo paraguayo sale a cortar rutas y calles, escrachan las viviendas de gobernadores, diputados, del presidente y hasta la de Horacio Cartes. Se suman lxs campesinxs, lxs trabajadores, los pueblos originarios, mujeres y estudiantes. Todxs bajo un solo grito: “Fuera Marito”. 

Esa ANR que impuso una dictadura de terror durante 35 años y que siguió gobernando durante la “transición democrática” hoy está siendo juzgada por millones. Se está saldando una deuda histórica. La ANR y los militares nunca fueron juzgados por los crímenes de lesa humanidad que cometieron contra miles de trabajadores, mujeres y campesinxs. Que la atención y la acción de las masas se centre en juzgar y exigir la desaparición política de ese partido, se explica únicamente porque se está desarrollando una revolución en la conciencia de millones. 


Sobre juicios políticos, golpistas y elecciones anticipadas.

Existe un debate con el PLRA y el Frente Guasú, con ellxs tenemos acuerdo en la necesidad de tirar al gobierno de Mario Abdo. Pero no tenemos acuerdo en cómo tirarlo. Ambos plantean una salida institucional a la crisis: Juicio Político y elecciones anticipadas. Tienen un problema: necesitan los votos de Horacio Cartes. La misma casta política que se aumenta los salarios de privilegio en medio del colapso sanitario durante la pandemia pretende mejorar el país y con la ayuda de un narcotraficante, parece un mal chiste. 

No olvidemos que el parlamento es una cueva de bandidos. Allí dentro conviven los golpistas que en 2012 sacaron a Lugo, con una feroz alianza entre el imperialismo norteamericano, la burguesía brasileña, Monsanto, la ANR y el PLRA (entre los que figura Efraín Alegre) montaron un fraude contra el pueblo paraguayo. Hablamos de ese congreso en el que abundan los narcos, de los que votan presupuestos de miseria, los que se enriquecen a costa del pueblo y nunca se preocuparon por la situación de los millones de paraguayos. Recién ahora, que el pueblo se decidió a acabar con los colorados, ellos se acuerdan que hay que sacarlos del gobierno. Serán éstos mismos, quienes se postularán en unas posibles elecciones anticipadas. Claramente, este no es el camino para reconstruir Paraguay. 

El Paraguay Pyahura y la FNC en su laberinto.

Nosotrxs respetamos a la Federación Nacional Campesina. Tienen décadas de estar luchando por la tierra en todo el país, recuperando cientos de hectáreas, construyendo asentamientos y promoviendo la agricultura familiar campesina con métodos agroecológicos. Pero también queremos debatir con su dirección, que adhiere al Partido Paraguay Pyahura. Tenemos acuerdo en que queremos construir un nuevo Paraguay, también acordamos en que el camino no es con los reformistas. Cada año, cuando impulsan su Gran Marcha Campesina apoyamos su lucha, su justo reclamo por tierra y el derecho a una vida digna. Pero nos parece un error que ignoren la actual situación política del país. 

Todos los años viniendo a Asunción a reclamar, pero justo el año en que Asunción se encuentra convulsionada deciden mirar para el costado. No podemos esperar al 25 de marzo para marchar. Lo peor de todo: ¡Su centro es coronel Oviedo! Se convocan a 150 kilómetros del centro político del país. Este es el momento en que los miles de campesinos luchadores adherentes a la FNC deben venir a sitiar Asunción. Tienen experiencia en cortar rutas, puentes internacionales y resistir ante la represión policial. Es hora de unir a la ciudad con el campo. En la ciudad miles de trabajadores y estudiantes están pidiendo a gritos que los gremios campesinos lleguen a Asunción a sumarse a la lucha contra la ANR y Mario Abdo. Basta de tregua, este es el momento.

¿Dónde están las centrales obreras y los sindicatos?

En 2014 se desarrolló una importante huelga general contra el ex presidente Cartes. En noviembre de 2015 las federaciones de trabajadores del transporte público organizaron una poderosa huelga que paralizó Asunción, Los docentes dieron grandes batallas en los años anteriores, toda la clase obrera estuvo peleando de manera aislada por aumento de salario y mejores condiciones de trabajo, existe experiencia de lucha y un piso de conciencia acumulada, pero hoy, están ausente todas las direcciones. 

Los poderosos sindicatos docentes de la FEP y la UNE SN no han salido aún al combate ademas el dirigente de la FEP convoco a unirse a la caravana para salvar a Abdo. No vemos a los miles de afiliados al SITRANDE salir a las calles con sus dirigentes a la cabeza. Si con 10.000 autoconvocados el gobierno de Mario Abdo pendía de un hilo, con la Huelga General caen todos. Las centrales obreras como la CUT y la CUT-A apenas se han dedicado a sacar comunicados, pero no han convocado a sus sindicatos afiliados a un congreso de emergencia para debatir la crítica situación del país. La CNT, pareciera que no existe, están guardados bajo siete llaves.

La clase obrera debe ser parte del proceso político que se está desarrollando. ¿Acaso la clase obrera no sufre el colapso sanitario que afecta al país? ¿Acaso no tenemos hermanos, hijos y madres que estén sufriendo esta situación? Los gremios de la clase trabajadora debemos acudir urgente a luchar por cambiar la realidad. Urge que la clase obrera desborde a su dirección, que los delegados de base convoquen a asambleas por lugar de trabajo. En cada escuela, fábrica o empresa debemos convocar a asambleas y comités de huelga. Más que nunca está planteado convocar a la Huelga General indefinida, hasta que caiga el gobierno. Sobran fuerzas para ello.

¿Cómo deshacernos de los colorados?

Para nosotros la salida no es el juicio político, ya explicamos arriba que no confiamos en las instituciones que durante décadas toleraron las injusticias y los crímenes cometidos por el partido colorado. Tampoco creemos que deban gobernar los opositores a la ANR. El FG y el PLRA son parte de la casta política y del régimen existente. Si cae el gobierno, se cae el régimen actual y con ello caen todos. No en vano el pueblo canta “Que se vayan todos, que no quede ni uno sólo”. No se trata de un simple canto, es una consigna de lucha, es una decisión política. Por eso que el FG y el PLRA buscan la salida institucional. Hace unos días el más progresista del PLRA, Víctor Ríos, tuiteó: “En Py las soluciones deben darse ahora, de lo contrario, la pueblada nos puede llevar a todos por delante”. Tiene razón, por eso se apresuran a presionar a Horacio Cartes. Para que saquen a Mario Abdo por la vía legal y así salvar el status quo. 

Para el miércoles 17 de marzo se están convocando a Asunción organizaciones campesinas, algunas ligadas al Frente Guasú y otras no. Sus direcciones querrán desviar el descontento social hacia el juicio político, pero existen las posibilidades que, una vez caído el gobierno colorado, las masas no se detengan en su lucha y avancen hacia sus reclamos históricos, más profundos que deshacerse de un gobierno indeseado. 

Los militantes de Alternativa Socialista buscamos otra salida. Creemos que sobran las fuerzas para echar a los colorados y a toda la casta política que gobierna para los terratenientes, banqueros y las corporaciones multinacionales. Pero eso lo vamos a lograr con los métodos de lucha de la clase trabajadora: la huelga general indefinida. Insistimos en la necesidad de convocar a asambleas democráticas y resolutivas en cada lugar de trabajo, en cada fábrica, en cada barrio, en todas las comunidades, pueblos y asentamientos. Una poderosa huelga general encabezada por la clase trabajadora con el campesinado, los estudiantes y todo el pueblo, movilizados en las calles es la herramienta más contundente con la que contamos para acabar con la hegemonía colorada. Quiénes tienen la potestad de hacerlo y no lo están haciendo están salvando a la ANR de su derrumbe y serán derrumbados con ella si no giran el timón. Las federaciones y sindicatos que no se están poniendo a la cabeza de la lucha cuando tienen posibilidades de hacerlo están explícitamente traicionando la lucha del pueblo paraguayo, que de manera autoconvocada está en las calles reclamando.

Gobierno de los trabajadores y el pueblo. La salida es el socialismo

Si el pueblo se quiere deshacer de la ANR es porque no tolera la actual situación de las cosas. Detrás de “Fuera Marito” están los deseos de una salud pública de calidad con vacunas para todos, una educación accesible para todos, trabajo sin explotación, tierras para el campesinado pobre, el fin de la represión y tantos otros reclamos urgentes del pueblo. Esas demandas, todas, chocan con los límites del sistema capitalista. Es decir, es necesario tomar medidas socialistas. 

Para garantizar vacunación masiva es necesario anular las patentes y declarar de utilidad pública todos los laboratorios, contratar científicos y técnicos expertos en vacunas para poner en marcha la producción pública de millones de vacunas contra el coronavirus, que se entreguen de manera gratuita e incluso una vez inmunizado a todo el país, ponerse a exportar a otros países que necesiten nuestra ayuda. Para garantizar tierra para los campesinos es necesario recuperar las tierras mal habidas, poner en marcha la reforma agraria y repartir la tierra, hay que prohibir los transgénicos y agrotóxicos, imponer un modelo agroecológico, que no contamine la naturaleza ni envenene a nuestros pueblos. Para garantizar pleno empleo es necesario reducir la jornada laboral a la mitad de lo que hoy se trabaja, lo cual permitiría contratar en cada empresa el doble de los trabajadores actuales, garantizando salarios igual al costo real de la vida. Para que las familias bañadenses no sean más afectadas por la crecida del río y se termine la miseria hay que construir la franja costera, asfaltar las calles, construir escuelas, hospitales y miles de viviendas para acabar con los hogares precarios, eso implica un plan de obras públicas que generaría miles de puestos de trabajo y además activaría la economía y la industria productiva. Para acabar con la violencia machista hay que exigir presupuesto y ley de emergencia, educación sexual integral en todos los niveles educativos, castigos a femicidas, guarderías estatales, igualdad salarial. Así podemos ir con cada reclamo de los distintos sectores populares que están luchando. 

¿Cómo financiamos ese plan que parece utópico? En nuestra opinión NO es necesario tomar deuda externa a tasas usurarias e impagables. Creemos que en Paraguay hay riquezas, hay dinero, pero está concentrado en pocas manos. Unos pocos terratenientes, ganaderos, banqueros, narcotraficantes y empresarios concentran gran parte de la riqueza nacional. Es necesario tocar sus intereses. Ese 1% todopoderoso y multimillonario se enriquece a costa de millones de trabajadores empobrecidos, llegó la hora en que la tortilla se vuelva y nos devuelvan todo lo que nos han robado durante décadas en complicidad de la ANR y la casta política. 

Algunos nos dirán que el poder corrompe, que los políticos tienen privilegios. Eso también tiene su vacuna. Es necesario acabar con esta ilusión de democracia, que se limita a votar cada 5 años. En nuestra opinión debemos gobernar los trabajadores, por eso queremos convocar a una asamblea constituyente, con miles de diputados obreros y campesinos que debatan en igualdad de condiciones y con democracia real, directa y participativa el rumbo del país. Además, en un gobierno de trabajadores deben ser anulados todos los privilegios. Los políticos deben cobrar un salario igual al de un médico o director/a de escuela, es decir un salario igual al costo de vida. Además, los gobernantes y sus hijos deben usar los hospitales y escuelas públicas, los cuáles no deberían encontrarse en la situación actual. Hay que activar la revocabilidad de mandato, sin grandes procesos burocráticos para destituir a quienes incumplan con el pueblo. Máximo dos periodos de mandato y después deben volver al trabajo. 

Construyamos una Alternativa Socialista

Llamamos a que toda la militancia honesta del FG, el PLRA, el PPP, a los afiliados a los sindicatos de trabajadores y a las federaciones de campesinos, a los miles de autoconvocados, a los independientes, a las mujeres y a los estudiantes a que reflexionen sobre la coyuntura nacional. Este es el momento para tomar el destino de nuestro futuro en nuestras manos. La historia golpea nuestras puertas y ventanas, hay que acudir a ella. Es momento de que nos pongamos de pie para reconstruir el Paraguay que siempre soñamos. No estamos solos, hacemos parte de una organización mundial, la Liga Internacional Socialista, presente en más de 30 países de 5 Europa, Asia, América, Medio Oriente y Oceanía. 

Invitamos a quiénes nos leen a que debatan en sus organizaciones sobre estos temas, a que se abran a debatir con nosotros y, sobre todo, a animarse a construir una organización política revolucionaria, porque únicamente con una revolución podremos cambiar al país. Esta rebelion ya inició el 5 de marzo, depende de nuestra acción militante hacer que llegue hasta el final.

Primer dia de movilizaciones cerca de 15mil personas salen a las calles espontáneamente

Sobre el 8vo Congreso de la FNC

Presentamos el documento que llevamos al 8vo Congreso de la Federación Nacional Campesina.

Crisis económica, se cae el muro de los capitalistas.
Entre 2007-2009 estalló una nueva crisis mundial del capitalismo, inició en los EE UU, el centro del imperialismo, miles de familias quedaron sin sus viviendas y eran arrojadas a las calles, la crisis pronto se extendió a Europa y a partir del 2012 con los golpes en Honduras y Paraguay se extendió a toda latinoamérica, desde que estalló la crisis los capitalistas de todo el mundo iniciaron una campaña para recortar conquistas históricas de la clase trabajadora y los sectores populares.
Un neoliberalismo recargado, las medidas para intentar salvar la crisis capitalista incluyen reforma laboral para quitar la jornada laboral de 8hs y legalizar la superexplotación laboral con jornadas de 12 a más horas, profundización del extractivismo aumentando la concentración de tierras en pocas manos, precarización para luego privatización de la educación pública, nueva privatización de servicios públicos, etc., estas medidas no pudieron ser aplicadas en profundidad por los gobiernos progresistas latinoamericanos, no porque no quisieran, si no que no tenían la capacidad debido a que esos gobiernos ya no contaban que la misma popularidad que en años anteriores, por eso triunfó Macri en Argentina y subió Temer en Brasil, en Paraguay montaron una masacre de campesinos para luego destituir a Lugo mediante una maniobra parlamentaria.
Hace dos años los informes del FMI y el BM daban por acabada la crisis capitalista, hablaban de un repunte económico pero nuevamente este año advierten ellos mismos de una posible nueva recesión de grandes magnitudes. De hecho esa nueva recesión no debe esperarse demasiado, en Paraguay y el mundo las medidas dictadas por el FMI consisten en salvar las empresas y los bancos, sus consecuencias son aumento de la cantidad de pobres, aumentan las deudas externas y recortan más y más derechos, por eso buscan la ley de superintendencias, necesitan garantía para los préstamos y que mejor que el dinero de los trabajadores.

Crisis de los partidos tradicionales y nuevos fenómenos políticos.
La crisis económica así como se extendió a todo el mundo está atravesando todos los campos de la sociedad, los partidos tradicionales están cayendo, por eso se explica que aparezcan nuevos fenómenos progresistas como Bernie Sanders en EE UU con un discurso socialista, cuestionando las guerras imperialistas en medio oriente y la opresión a los estados latinoamericanos, plantea salud y educación pública para todos, también en defensa de los inmigrantes. Al mismo tiempo surgieron fenómenos por derecha como Trump, por que la candidata de la burguesía imperialista dominante era Hillary Clinton sin embargo triunfó Trump con un discurso xenófobo, nacionalista y en cuanto a la economía con una política proteccionista, prometiendo que retornen las fábricas yankees esparcidas por China, India, México y el resto del mundo.
Y no sólo Bernie es un nuevo fenómeno progresivo, en México triunfó el centroizquierdista López Obrador lo que pone en peligro al régimen político mexicano, en muchos países surgieron este tipo de políticos con discursos anticorrupción, cuestionando los privilegios de parlamentarios y gobernantes, pero estos fenómenos son limitados, no cuestionan el problema principal del capitalismo.
En Paraguay esta crisis de los partidos tradicionales generó la derrota de Cartes en las internas, dando paso a Mario Abdo también más conservador, ante esto el FG llamó a que los trabajadores y campesinos confíen en el golpista Efraín y el Partido Liberal cuando miles ya no confían en esos políticos tradicionales.
Ante la ausencia de candidatos de izquierda aparecen personas como Payo Cubas o Kattia González que salen de movilizaciones callejeras anticorrupción y anti privilegios y se llevan los votos que debíamos obtener los sectores populares, son miles los que buscan nuevas alternativas y si bien todos estos fenómenos son limitados y no cuestionan el problema de fondo representan la enorme oportunidad desperdiciada por la izquierda al verse incapacitada de presentar candidaturas obreras o campesinas al parlamento, no para derrotar al capitalismo desde el gobierno, tal actitud sería ingenua, pero sí para lograr llegar a más personas con nuestro mensaje anticapitalista, por eso consideramos con respeto y humildad que el CDP se debió haber presentado a las elecciones del 2018, tal vez se lograría que al mismo tiempo que la FNC ocupase tierras y luche en las calles tenga a Teodolina en el parlamento denunciando a los terratenientes y capitalistas lo que permitiría llegar a miles de personas más, esto es una táctica, no una estrategia como el electoralismo de los progresistas que ya demostraron que al capitalismo no se le derrota por vías reformistas.

El patriarcado también se despedaza.
La crisis mundial del capitalismo es sistémica, sus aliados son la iglesia y la familia patriarcal y machista. De hecho se trata de una revolución feminista y es de las luchas más dinámicas en la actualidad. Este patriarcado se ve cuestionado principalmente por las mujeres y las juventudes disidentes, miles de feministas en todo el mundo marchan y hacen huelgas para frenar los feminicidios, piden Ni Una Menos y fin de abortos clandestinos.
La iglesia medieval recibe millones en subsidio del estado y para colmo ese dinero lo destinan para beatificar a una santa y para encubrir a curas pedófilos. Para nosotros es fundamental apoyar estas luchas de las mujeres y las personas LGBT (disidentes sexuales) ya que se trata de una revolución feminista y sexual mundial y entendemos que el patriarcado no caerá solo, estas luchas empalman con la lucha de la clase trabajadora y las masas campesinas por ende contribuyen a la revolución social.
Capitalismo y patriarcado deben caer juntos, es la consigna central de nuestras compañeras de Juntas y a la Izquierda.

El hartazgo de las masas se nota en las calles.
Tras la aplicación de las medidas económicas miles de trabajadores, campesinos, mujeres y jóvenes se lanzan a las luchas para enfrentar el ajuste.
En Francia, España, EE UU, Chile, Perú, México y todo el mundo estallan luchas y huelgas, en Nicaragua están por tirar abajo al gobierno sandinista de Ortega a pesar de que ya derrotaron su reforma previsional, en España cayó el gobierno de Mariano Rajoy tras el desgaste por la represión a los catalanes, la corrupción y el ajuste.
En Paraguay la ley de superintendencia fue frenada hasta nuevo aviso tras la movilización del 7J, las luchas campesinas no cesan, siguen habiendo ocupaciones de tierras a pesar de las dificultades que implica y los estudiantes secundarios y universitarios ocupan sus instituciones exigiendo mejor educación. Lastimosamente estas luchas son aisladas entre sí, no existe una coordinación nacional para frenar al ajuste.
Nosotros creemos que el nuevo gobierno de Mario Abdo a pesar de los encontronazos que tiene con Cartes seguirá el mismo hilo cartista, van a intentar profundizar el ajuste y por ende aumentará la represión, la unidad de acción en las calles se darán espontáneamente y debemos participar todas las organizaciones pero estas serán insuficientes para derrotar al plan del gobierno, necesitamos más que eso para lograr ese fin.
Vemos difícil nuestra incorporación al CDP por diferencias programáticas fundamentales, en caso de que de este congreso salga un nuevo frente de unidad analizaremos si nos adherimos, pero la unidad en las calles de nuestra parte seguirá.

Patriotismo vs. Internacionalismo: Un debate fundamental.
Insistimos en hacer una análisis internacional en primer lugar y luego nacional porque primero somos internacionalistas, la economía capitalista es mundial, el desarrollo de los fenómenos mundiales repercuten en Paraguay, no somos una nación aislada del resto de la humanidad, al contrario.
Paraguay es una nación atrasada, dependiente del imperialismo yankee y también del subimperialismo brasileño, incluso en negociaciones con Argentina, que no es una potencia capitalista si no que una semicolonia al igual que nosotros, el Paraguay es ampliamente perjudicado, miremos el acuerdo de Yacyreta firmado por Cartes y Macri.
Con esto queremos dejar en claro que en caso de que ocurra una revolución socialista en Paraguay debemos entender que si nos aislamos en nuestro patriotismo seremos derrotados, la revolución en Paraguay únicamente se puede consolidar si la expandimos, los trabajadores y campesinos del Paraguay son igual a los de los otros países, debemos apelar a los obreros y demás sectores populares de toda latinoamérica para lograr el socialismo, por eso invitamos al campesinado paraguayo a abandonar el concepto de patria y levantar la bandera del internacionalismo socialista, así como lo hicieron 100 años atrás los trabajadores y campesinos rusos en la revolución bolchevique, cuando Lenin y Trotsky construyeron la tercera internacional no para aislar a la URSS sino para expandir a todo el mundo la revolución socialista. Estamos convencidos de esta idea por eso construimos una corriente internacional que se llama Anticapitalistas en Red.

La lucha por la tierra: Unidad Campo y Ciudad
Los campesinos vienen luchando heroicamente por preservar sus parcelas de tierra, las familias campesinas son expulsadas cruelmente de sus lugares de origen y condenados llegan a una ciudad ingrata que los rechaza, pero la mayoría organizada lucha, no tienen miedo porque no les queda opción, los campesinos que luchan se ganaron el respeto de todas las organizaciones de la ciudad, la FNC es reconocida en todo el país y su lucha es comprendida por los trabajadores, estudiantes y las feministas.
El campesinado sólo no podrá derrotar a la burguesía y a los terratenientes que tienen el poder, se pueden conquistar nuevos asentamientos pero también se pueden volver a perder tras desalojos porque los terratenientes y el estado que los respalda siguen existiendo, se necesita una amplia unidad de los sectores populares para emprender esta tarea, pero es la clase trabajadora organizada de manera independiente la principal ausente cuando hablamos de unidad para derrotar al capitalismo, lastimosamente las centrales obreras están cooptadas por la burocracia sindical, burócratas que convirtieron el sindicalismo en un negocio o una forma de vida, por eso priorizan sus intereses en perjuicio de los trabajadores y no tienen problema en dividirse en 10 o más centrales sindicales.
En nuestra opinión el problema de la tierra será solucionado una vez que los trabajadores con apoyo del campesinado, la juventud, las mujeres y demás sectores oprimidos se dispongan a tomar el poder, pero descoordinados y de manera espontánea no lo harán, hace falta un gran partido revolucionario que se ponga esa tarea como meta, aquí están presentes varios partidos que pretenden llevar a cabo esa tarea, para nosotros es fundamental fortalecer AS para empujar esta labor, obviamente eso no quita que hagamos unidad de acción o incluso electorales en los próximos años para seguir luchando.
Mientras creemos que la movilización permanente del campesinado debe seguir debilitando a los terratenientes brasiguayos y paraguayos, la lucha por la tierra incluso es una lucha en defensa del ecosistema y seguiremos apoyando como lo venimos haciendo.

Un programa para movilizar a los trabajadores, campesinos, estudiantes y las mujeres.
Abajo desarrollamos nuestro programa resumido, algunas aclaraciones:
El orden no implica mayor o menor importancia, estas ideas no están acabadas, aún hay mucho por discutir, también debemos tener en cuenta que estas ideas no podrán ser aplicadas sin la movilización permanente de todo el pueblo, buscando unidad con los oprimidos de otras naciones.
Debemos acabar con el stronismo iniciando juicios y castigos a los criminales de lesa humanidad, Ni Una Menos, por una verdadera Ley de Emergencias con presupuesto para refugios, subsidios de reinserción laboral y penas agravantes a los violentos y femicidas, combates a las redes de trata y explotación sexual, matrimonio igualitario para la comunidad lgbt e inclusión social real, separación de la iglesia del estado, salario y trabajo estable y digno para todos, prohibir por ley despidos y suspensiones, nacionalización con control obrero de toda empresa que cierre o despida, plan nacional de viviendas e infraestructura escolar y educativa para generar puestos de trabajo y reimpulsar la economía nacional, tarifa social para acceso a todos los servicios públicos que son derecho y no negocio, ampliar la infraestructura en energía eléctrica y agua potable para garantizar ese derecho a todo el pueblo, garantizar transporte público en todo el país, estatal y con control social de los trabajadores, por un plan nacional ferroviario para impulsar la industrialización del país, impuestos especiales a las grandes fortunas y a la renta financiera, impuestos que serán destinados a financiar estas medidas, la tierra para el que la trabaja, reforma agraria integral con un plan de repoblamiento, prohibir transgénicos y agrotóxicos, desarrollo de agricultura agroecológica, respeto a las comunidades campesinas y originarias, fuera Monsanto y todas las transnacionales del agronegocio del país.

VIVA LA LUCHA CAMPESINA!

VIVA LA UNIDAD CAMPESINA-OBRERA-ESTUDIANTIL!

POR UN GOBIERNO DE LXS QUE NUNCA GOBERNAMOS!

WhatsApp Image 2018-07-05 at 13.50.05
Adriana Aquino y Nico Germanier de AS junto con compas de la JPP.

WhatsApp Image 2018-07-05 at 19.03.35
Nico Germanier llevando el saludo de AS a lxs campesinxs