Buscan aprobar pacto Cartes-Macri sobre Yacyreta

Luego de 9 meses de ocultamiento de la Nota Reversal 2/17 (N.R.2/17) que entre otras cosas trata el reordenamiento financiero de Yacyreta, sectores del oficialismo buscan su aprobación en el parlamento, el pacto constituye un nuevo acto de entrega.
Actualmente Yacyreta se rige por la Nota Reversal del 9 de enero de 1992, este acuerdo en realidad fue rechazado por el parlamento paraguayo por la enorme desventaja del estado paraguayo, pero a pesar de tal rechazo y las críticas el acuerdo sigue vigente.

El acuerdo de Yacyreta venció en marzo del 2014, recién en mayo del 2017 Macri y Cartes pudieron llegar a un acuerdo y firmaron el “Acta de Entendimiento”. En base a este pacto entre ambos gobiernos los cancilleres Loizaga/ Faurie firmaron en Asunción en setiembre del 2017 la Nota Reversal 2/17 que modifica varios puntos fundamentales del acuerdo sobre Yacyreta.

Tras 9 meses aparece la N.R.2/17

Debido a que nuevamente constituye un acto de entrega total de las riquezas del país, Cartes ordenó que no se presentara ante el parlamento la N.R.2/17, recién hace unas semanas fue presentado y será tratado el martes 26 por los senadores. De hecho que aunque acá fuese rechazada igual podría implementarse tal acuerdo, así como sucedió en el 92´debido a que en Argentina el acuerdo no necesita ser aprobado por el congreso.

El acuerdo incluye el pago de una deuda de 4.084 millones de dólares a pesar de que en realidad no existe ninguna deuda y en caso de existir los costos deben corresponder a cada país de acuerdo a la energía utilizada por cada estado, es decir 95% Argentina y 5% Paraguay, esta deuda se pagará durante 30 años, tiempo que regirá el acuerdo. También se ajustó en un 20% la compensación por la energía cedida de Paraguay a Argentina. La compensación por territorio inundado corresponde en un 80% a territorio paraguayo mientras que un 20% a territorio argentino, según expertos estas mediciones deberían de rehacerse debido a que están desactualizadas. Lo más grave es que este acuerdo contempla la construcción de la Nueva Central Aña Cua, aunque por ahora lo maquillan como un “reforzamiento” para Yacyreta, esta nueva construcción tendría un costo de US$ 610 millones, costo que está incluido en el precio de la energía eléctrica.

Abajo el pacto Cartes/Macri

Se trata de un “reordenamiento financiero” en donde nuevamente el pueblo paraguayo queda como el peor perjudicado, tampoco los beneficiados de tal acuerdo son el pueblo argentino, este artículo está lejos de hacer apología a un patriotismo barato, pero si busca demostrar la facilidad con la que el gobierno nacional se entrega a los intereses externos sin ninguna preocupación por la población paraguaya. En realidad los grandes triunfadores de estos acuerdos son las constructoras transnacionales, las empresas capitalistas y los gobiernos que disponen de millones de dólares para mantener sus redes de corrupción e incluso financiar la represión a las luchas.

Ningún trabajador/a ni campesinx será beneficiado por el nuevo acuerdo, mucho menos la construcción del Aña Cua nos encamina hacia un desarrollo nacional, es más bien una acción de entrega de las riquezas nacionales así como implicaría más destrucción medioambiental e inundaciones de territorios paraguayo y argentino.

Yacyreta para la clase trabajadora

El pago de la deuda es un atentado contra la clase trabajadora, el campesinado, la juventud y las mujeres, hace días veíamos la foto una criatura de pocos años internada encima de una silla en un hospital del Instituto de Previsión Social, la deuda no debe ser pagada y ese dinero debe ir a beneficio de la sociedad completa.
Debemos empezar por quebrar todos los acuerdos y pactos firmados por los gobiernos capitalistas, suspender toda construcción que destruya el medio ambiente y también evitar más inundaciones. No al pago de la deuda. Que Yacyreta sea controlada por la clase trabajadora y todxs sus usuarixs. Desmantelamiento de todas las redes corruptas. Que los beneficios de Yacyreta sean invertidos en Salud, Educación y para impulsar la industrialización del Paraguay.

Carlos Mareco

Anuncios

Sobre la condena a Lula.

Los últimos acontecimientos ocurridos en Brasil están dando la vuelta al mundo y abren un gran abanico de debates sobre qué posturas debe tomar la izquierda, luego de que el candidato progresista del Partido de los trabajadores Lula Da silva fuera sentenciado a 12 años un mes en prisión por supuestos actos de corrupción(Lava Jato) en un juicio donde el juez Moro con un simple power point y sin pruebas claras que fueron recogidas y mostradas de manera manipuladora, obviamente respaldado por el gobierno reaccionario de Temer quien responde directamente al imperialismo yankee sentencian al candidato más popular por el momento del Brasil quien con su programa social-liberal otorgó ciertas concesiones a los trabajadores y el pueblo, pero debido a las limitaciones ya conocidas de los partidos reformistas, como aliarse con la burguesía para hacer un programa político que beneficie por un pequeño periodo al pueblo en alza. Todo marcha bien mientras existe tranquilidad económica hasta que la burbuja financiera y la especulación capitalista internacional revientan y hacen entrar en crisis económicas que deterioran el nivel de vida del pueblo y estos profundizan la lucha de clases y el conflicto social, como lo que pasó a partir del 2012 donde el PT con Dilma no tuvo más opción que aplicar el ajuste necesario para garantizar la riqueza de la clase empresarial. Dilma no fue capaz o no tuvo la suficiente capacidad y mano dura para aplicar dichos ajustes pues la gente salió a las calles(como las jornadas de Julio del 2015).
Luego de represiones y del golpe parlamentario asume Michelle Temer (Empresario), quien si logra imponer algunos de estos ajustes que ya están apretando y profundizando la lucha de clases en el vecino país, ahora, si Lula y el PT dicen ser una opción para el pueblo y que están al servicio del mismo, ¿porque terminan depositando su plena confianza en la justicia? justicia que logra meterlo preso casi sin pruebas en su contra ¿Porque llaman a desmovilizar a los trabajadores que confían en Lula? Más que confiar en el programa del PT confían en la imagen de Lula visto como un mesías, pero como la crisis capitalista sigue abierta desde el 2008 un próximo gobierno petista no haría otra cosa que seguir ajustando. Lxs compañerxs del PSOL vienen denunciando cómo las políticas del PT lo que hicieron fue dar para luego quitar bruscamente, aprovechando que las masas están menos organizadas e incapacitadas para tomar un rumbo que rompa con el modelo capitalista para garantizar derechos y conquistas. Lula mismo lo afirmó en un discurso donde plantea que si él no creyera en la justicia propondría hacer una revolución, afirmaciones como estas son el tipo de discurso y propuestas de estas viejas piezas de ajedrez como los partidos reformistas que están hechos para servir a los intereses de clase de los empresarios y de gobiernos imperialistas, estos hechos son los que desmotivan a la mayoría del pueblo brasileño que ya no cree en el estado democrático burgués, estado que está cambiando hacia uno cada vez más reaccionario según se van dando los procesos de lucha en el Brasil. Quien administra el Estado no lo hace para destruirlo sino que por el contrario lo vuelven a poner a flote.
Nosotros consideramos injusta la sentencia contra Lula, adherimos a que debe ser liberado, pero somos críticos a su programa, defendemos también el derecho del pueblo brasileño a elegir democráticamente, es claro por otro lado que es una persecución política lo que están teniendo que enfrentar el PT y sus aliados. Para los casos de corrupción creemos que debe crearse una Comisión Investigadora Independiente, con personas intachables, que investiguen toda la corrupción de todos los partidos y gobiernos.
En Brasil se necesita una alternativa real que dispute el poder contra los verdaderos dueños del estado es decir la burguesía, un partido que apunte a dar el todo por el todo a las luchas obreras y populares, deben seguir movilizados contra los atropellos del gobierno Temer, por justicia para Marielle, por trabajo, salud y educación.
“que se vayan todos, que no quede ni uno solo”.

Iván Germanier.